Noticias

El Gobierno suprime el Impuesto al Sol

By octubre 9, 2018 No Comments
El Consejo de Ministros aprobó el pasado Viernes un Real Decreto para los próximos seis meses que persigue contener las alzas en la factura de la luz. Las medidas aprobadas beneficiarán  a los 26 millones de consumidores eléctricos, mientras que otras van enfocadas a ofrecer mayor cobertura a los ciudadanos más vulnerables.
Sin duda la medida ‘estrella’ ha sido la derogación del llamado Impuesto al Sol, medida que fue aprobada por el Partido Popular en 2015. Con la eliminación de este cargo que se imponía a los autoconsumidores por la energía generada y consumida en la propia instalación, se persigue incentivar  el desarrollo de la energía solar fotovoltaica y el autoconsumo en España.
Teresa Ribera destacó que con esta medida ‘se busca paliar el retraso de España en esta materia’, ya que no es lógico que ‘en un país rico en sol como España, cuente con 1.000 instalaciones, frente al millón que tiene Alemania’.
La Ministra añadió que hay un largo recorrido. En España, la potencia eléctrica registrada en instalaciones de autoconsumo asciende a 1.196 megavatios de los cuáles solo 170 corresponden a instalaciones de fuentes de energía renovables.
Con la nueva regulación se simplifican los trámites burocráticos para las instalaciones que no superen los 100 kilovatios. Además, se reconoce el derecho al autoconsumo compartido por parte de uno o varios consumidores, lo que permitirá aprovechar las economías de escala.
Según fuentes ministeriales, incentivar el autoconsumo contribuye a limitar la subida del precio en el mercado mayorista, al disminuir la demanda y aumentar la oferta. También contribuye a abaratar algunas tecnologías, como la solar fotovoltaica, que ha reducido sus costes un 80% en cinco años.
Y el consumidor, tras la inversión inicial, puede empezar a reducir sus costes de electricidad, así como a ejercer un mayor control sobre su gestión energética.
Este plan de choque que el Ejecutivo ha activado para los próximos 6 meses, hasta que se efectúe una reforma integral del sistema energético, ha diseñado medidas que afectan a todos los consumidores eléctricos.
Una que ya se anunció a mediados de septiembre es la reducción a tipo 0 del impuesto del 7% que se aplica a la generación eléctrica.  Esto beneficiará a todos los usuarios, estén en el mercado regulado o libre.
Supone recortar la recaudación de Hacienda en unos 1.000 millones de euros, pero para los clientes supondrá una bajada de entre el 2% y 3% en su factura.
Los usuarios con contador digital también podrán contratar la potencia en múltiplos de 0,1 kilovatios para ajustarla mejor a sus necesidades  de consumo. Hasta ahora los escalones eran de 1,1 kilovatios. Por ejemplo, un cambio de potencia de 0,5 kW, supondrá un ahorro anual de  26 euros para una familia de 4 personas. Se prohibirá a las eléctricas hacer contrataciones ‘puerta a puerta’ a robar clientes de la competencia.  Y se les exigirá a las comercializadoras que detallen a los clientes acogidos a precios regulados (PVPC) el ahorro que habrían obtenido si se hubieran decantado por una tarifa con discriminación horaria.
Ribera resaltó también que se tiene que hacer una factura más comprensible, ya que la mayor parte de la gente no entiende los conceptos que figuran en la actualidad.
Entre las medidas que se han incluído en la nueva normativa figura la eliminación de la figura del gestor de carga para la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos, con objeto de agilizar este mercado. Es decir, que cualquier empresa, desde supermercados hasta restaurantes, podrán implantar puntos de recarga propios en sus instalaciones, sin tener que recurrir a los servicios de empresas ajenas.