Noticias

El Gobierno “suspende” el impuesto a la generación eléctrica

By septiembre 20, 2018 No Comments

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha anunciado en el Congreso la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica, para abaratar un 2,5% el recibo de la luz.

Esta medida, aprobada por el PP en 2012 para “aliviar” la factura de la luz de hogares y empresas,  supondrá una rebaja inmediata de aproximadamente el 2,5% de la factura final que pagan las familias. Fuentes próximas al Gobierno señalan que la reducción del tributo reducirá posteriormente en cerca de otro 2% adicional el recibo por el menor pago de otros impuestos como el IVA.

El objetivo del Gobierno es reducir el precio mayorista del megavatio hora (MWh), que supone alrededor de un 28% del total de la factura doméstica. La rebaja será mayor para la industria, donde el peso del mercado sobre la factura es de un 51%. La previsión del Ejecutivo es que la medida vaya a Consejo de Ministros la próxima semana.

El impuesto a la generación fue introducido en 2012 por el ex ministro José Manuel Soria para equilibrar los ingresos y los costes del sistema eléctrico. El impuesto recaía sobre todas las centrales de generación eléctrica del país, que luego lo repercuten al precio del mercado.

Esta semana el nuevo PP que lidera Pablo Casado y varios expertos energéticos vinculados al PSOE han propuesto su supresión como medida de urgencia para frenar la escalada del recibo.

Por otro lado, Ribera ha anunciado una serie de cambios para proteger a los consumidores más vulnerables entre los que destaca la creación de un nuevo bono social para la calefacción durante los meses de invierno, sin concretar en qué consistirá este nuevo mecanismo.

La suspensión del impuesto a la generación y la creación del bono social para la calefacción serán las dos grandes medidas del Gobierno para frenar con carácter inmediato la escalada de la luz, pero los cambios no quedan ahí.

Ribera también ha anunciado que antes de que acabe el año el Gobierno estudiará en Consejo de Ministros una profunda reforma del mercado eléctrico que afectarán tanto a su funcionamiento como a la composición de la factura que pagan los consumidores.

En este sentido, el Ministerio de Transición Ecológica abordará la revisión del actual sistema de precios marginalista, que retribuye a todos los agentes del mercado con el precio ofertado por el último grupo que casa su oferta.

El precio mayorista se situa hoy en 74 euros/MWH y acumula ya 12 días consecutivos por encima de los 70 euros/MWh, una referencia que no se veía en septiembre desde hace una década.

La ministra ha vinculado esta situación a factores internacionales como el aumento del precio de la tonelada de carbón y del barril de petróleo en los mercados financieros, así como al encarecimiento del coste del CO2 que pagan las centrales por sus emisiones a la atmósfera.

La voluntad del Gobierno es acelerar la penetración de energías renovables fomentando los contratos bilaterales entre generadores y grandes consumidores, repotenciando con nueva tecnología las instalaciones existentes y dando más visibilidad a las subastas públicas para atraer nuevas inversiones.

En este sentido, la ministra ha señalado que es clave dar seguridad jurídica al sector y evitar nuevas reclamaciones por parte de inversores. Según las cifras presentadas en el Congreso, España acumula reclamaciones internacionales por 10.000 millones de euros y nacionales por 5.000 millones vinculadas a la reforma eléctrica aprobada por el anterior Gobierno en 2013.

Fuente: elmundo.es