Noticias

La energía solar será la fuente de generación más barata del Reino Unido en 2030

By diciembre 14, 2018 No Comments

La agrupación solar británica Solar Trade Association (STA) ha realizado una nueva evaluación de los costes nivelados de la energía solar a gran escala, según la cual esta tecnología ya ha superado las expectativas de la industria para 2019, y pronto podría ser la fuente de energía más barata del Reino Unido, con unos costes de alrededor de 50-60 libras por MWh en 2019, y de 40 libras por MWh para 2030, según un comunicado de la STA.
Los datos están significativamente por debajo de la estimación central de los costes de generación eléctrica 2016 del Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial (BEIS por sus siglas en inglés) del gobierno británico, y también de las 80 libras que la propia STA pronosticaba para 2019 en su informe anterior realizado en 2014.

Si bien los costes varían significativamente en cada sitio, los resultados confirman que bajo un contrato de compra de energía a largo plazo (PPA), la energía solar pronto podría ser la tecnología de generación de electricidad más barata en el Reino Unido.

El analista de políticas de STA, Nicholas Gall, autor del estudio, dijo que “este es otro ejemplo del rápido movimiento del mercado solar que supera los análisis de costes oficiales. Nuestro objetivo es proporcionar una evaluación precisa de dónde se ubican los costes de la energía solar a gran escala en 2019, cuando esperamos que resurja el mercado solar a gran escala en el Reino Unido”.
La energía solar a gran escala viene siendo excluida de las subastas de energía limpia en el Reino Unido desde 2015, y la Obligación de Renovables se cerró en marzo de 2017. Esto ha hecho que el sector desarrolle sus propias rutas comerciales hacia un mercado cada día más complejo por el apoyo del gobierno a otras tecnologías y las importantes incertidumbres políticas.

El análisis de STA muestra que la energía solar ahora puede desarrollarse a un precio de alrededor de 50-60 libras / MWh, lo que la hace altamente competitiva frente a los ciclos combinados de gas (CCGT) y la eólica terrestre, y muy atractiva para los consumidores comerciales e industriales en virtud de acuerdos de compra de energía a largo plazo (PPA).
El análisis también subraya el alto potencial de contenido del Reino Unido en la energía solar a gran escala y su contribución al PIB, con módulos importados que probablemente representen solo el 10% del coste total de la vida útil para 2030.
En general, se espera que el Reino Unido viva un importante resurgir del sector solar en 2019, asistido a corto plazo por las necesidades del desarrollador para desarrollar proyectos previamente estancados y por un superávit de mundial en la producción de módulos. A medio y largo plazo, las perspectivas del mercado están respaldadas por la mejora de la eficiencia de fabricación, las mayores proyecciones de precios del gas y la creciente necesidad del Reino Unido de capacidad de generación limpia.

Sin embargo, la perspectiva se ve ensombrecida por las incertidumbres de las políticas, como los últimos cambios propuestos por el regulador Ofgem en el cobro de la red, el futuro de la fijación de precios del carbono debido a las incertidumbres sobre los acuerdos posteriores al Brexit con el sistema de comercio de emisiones de la UE, y los desafíos constantes de restricciones en la red.

Acompañando a las cifras de costes publicadas, la STA establece tres medidas de políticas específicas para facilitar el crecimiento del mercado solar a gran escala: presentar una subasta del Contrato por Diferencia a precios mínimos; promulgar el acceso a la red y las reformas de carga para permitir que el almacenamiento + PV desarrolle todo su potencial, y proporcionar una exención del Impuesto sobre el Cambio Climático para la generación cero en carbono de nuevas instalaciones adquiridas a través de acuerdos corporativos de compra de energía renovable (PPA).

Chris Hewett, director ejecutivo de la STA, dijo que “hoy tenemos un mensaje claro para los compradores de energía gubernamentales y corporativos: la electricidad solar en el Reino Unido ahora es competitiva en costes con los combustibles fósiles. Al establecer el marco de políticas adecuado para la energía solar y el almacenamiento, incluida la aceleración de un sistema de energía inteligente y flexible, el gobierno puede permitir que esta tecnología alcance todo su potencial para ofrecer un sistema de energía en el futuro asequible y con bajas emisiones de carbono”.

Fuente: elperiodicodelaenergia.com