Uncategorised

Una semana a bordo de un Tesla: faltan puntos de carga

By abril 12, 2019 No Comments

Que Tesla, y sobre todo su Model 3, es uno de los coches que más expec-tación ha generado en los tiempos modernos nadie lo niega. Máxime cuando el capo de la marca america-na, Elon Musk, dijo que costaría 35.000 euros.  Lo primero que hay que tener en cuenta: es un coche 100% eléctrico, cero emisiones que sólo se puede cargar a través de un enchufe.  El Tesla Model 3 Performance acelera de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos.  El Model 3 es, dinámicamente es ágil a pesar de sus 4,7 metros de largo y sus dos toneladas de peso.

Y es muy fácil de llevar, pero exige una adaptación. Primero la llave es una tarjeta de crédito que te abre el coche si lo pasas por el pilar que separa la puerta delantera y trasera. Se arranca pisando el freno. Empujando lo que en un vehículo convencional vendido en España sería el mando del parabrisas hacia abajo iniciamos la marcha. Y nada más, acelerar y frenar. Si queremos dar marcha atrás, la palanca hacia arriba. Al estilo de los vehículos automáticos americanos.

No hay relojes de instrumentación; esas cosas con agujas que aparecen detrás del volante. Toda la informa-ción está en la pantalla central táctil. Es el cerebro de operaciones del vehículo. Las funciones son muy intuitivas; al estilo de un móvil inteligente más que de un coche. Por ejemplo, con el comando de voz le dices que te lleve al restaurante “X” y lo reconoce siempre. No falla y es más rápido que los sistemas de las marcas premium alemanas y más preciso que el de Volvo.

Además del dinamismo del Model 3, Tesla cuenta con una gran gestión de la batería del vehículo. Cogimos el vehículo con ella llena. Nos indicaba que teníamos autonomía para hacer 430 kilómetros.

El Tesla Model 3 es caro al principio pero supone un ahorro a la larga en combustible y en mantenimiento. Eso sí, para un vehículo 100% eléc-trico el hándicap en España es la falta de puntos de recarga.

Para este vehículo no es vital: en un punto de carga de 2,3 kW necesitas más de dos días para cargarlo. En uno de 7,2 kW cargas 150 km en cinco horas. Lo mejor, probamos en Getafe el supercargador. En 18 minutos, en los que tomamos un refresco, cargamos 250 km.

En GFM, disponemos de un Supercargador, de carga rápida, disponible las 24h, a todo el público, y  de carácter GRATUITO.

Cuenta con tres posibilidades de conexión: recarga rápida en CCS Tipo 2 hasta 50 kW, recarga rápida en CHAdeMO hasta 50kW y recarga rápida en AC Tipo 2 hasta 43,5 Kw.

Dispone de dos plazas de carga y una de espera,  en la que también se podrá cargar, mediante un conector base Cetac de 7,6kW.

Se trata de uno de los  dispositivos de mayor potencia en Castilla-La Mancha, que suministra energía 100% Renovable.

Fuente: expansion