• Blog
  • Blog

Soluciones de primera mano para la transición energética y para asegurar el suministro

La subida de los precios del gas y la electricidad y la dependencia del gas ruso son un gran empujón para la transición energética. Ahora es urgente y posible. Para la protección del clima es fundamental no depender de los combustibles fósiles, y, viendo la guerra de Rusia en Ucrania, esto es algo de gran relevancia también para la política de seguridad. Europa aún tiene que crecer mucho en energías renovables para cumplir los objetivos climáticos y garantizar la seguridad del suministro.

Los parques solares son los principales impulsores del mercado fotovoltaico. Cada vez es más habitual que se financien con socios del sector industrial mediante contratos de compraventa de electricidad, o PPA (del inglés Power Purchase Agreements), a varios años. De esta forma, las empresas se protegen contra la escalada de los precios de la electricidad y dan pasos prácticos en su camino hacia la neutralidad climática.

Infinidad de nuevos productos, servicios, actores y nuevos modelos comerciales, como los mencionados PPA, pero también la tecnología agrivoltaica o la fotovoltaica flotante, están creciendo con mucho dinamismo y son parte de la solución para poder conseguir el crecimiento necesario de las energías renovables para el año 2030.

También el hidrógeno verde adquiere cada vez más protagonismo como elemento clave de la transición energética, por ejemplo, para el almacenamiento estacional o para su uso en grandes industrias, como el sector químico o el del acero. El acoplamiento intersectorial, como la combinación de electricidad fotovoltaica, acumuladores y electromovilidad, por ejemplo, cada vez es más importante en las infraestructuras energéticas.

Fuente: energetica21.com