• Blog
  • Blog

Huella de carbono: Cómo calcularla y reducirla

Actualmente, el mundo se encuentra más comprometido con el cambio climático y la huella de carbono. La principal consecuencia del cambio climático es la huella de carbono generada por nuestras actividades diarias, además de afectar a la salud de las personas.

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono representa la totalidad de gases de efecto invernadero que se encuentran en nuestra atmósfera. Se utiliza como in indicador clave ambiental.

Nuestras actividades diarias aumentan la presencia de dichos gases y con ello se produce un aumento de la temperatura media del planeta, impidiendo estos gases que se disperse el calor que llega del sol.

El aumento de la temperatura del planeta hace que el cambio climático se note más, produciendo efectos en las corrientes marinas, movimientos atmosféricos y dinámicas terrestres, y en consecuencia aumentando el nivel del mar, deshielo y que desaparezcan especies.

Calcular la huella de carbono: ¿Cómo se hace?

Para conocer la huella de carbono se necesita saber la cantidad de gases de efecto invernadero que cierta actividad puede producir y la duración en tiempo de dicha actividad o distancia, por ejemplo, en los transportes.

Se ha de multiplicar la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos en un rango de tiempo obtenemos la huella de carbono.

¿Cómo reducir la huella de carbono?

Reducir la huella de carbono depende de todos, por lo que debemos gestionar nuestros hábitos de consumo y pasarnos a energías limpias.

El primer paso para reducir estos efectos perjudiciales es utilizar fuentes de energía limpia. Un ejemplo de ello es la energía solar o eólica. El proceso de fabricar paneles solares es muy pequeño y se emplean materiales reciclados.

Otra forma de paliar este efecto es ayudando a la reforestación.

Todos los gestos cuentan para reducir la contaminación, algunos de ellos son:

  • Separa y recicla tus residuos, otorgando a los envases una segunda vida.
  • Controla tus hábitos de consumo eléctrico, utilizando bombillas de bajo consumo, no dejes tu teléfono móvil enchufado demasiado.
  • Controlando tu consumo de agua.
  • Utiliza bolsas de tela cuando vas a la compra, el plástico y su fabricación incrementan la huella de carbono.