Noticias

El riego solar se abre paso en el sector agrario

placas fotovoltaicas riego

La derogación del ‘impuesto al sol’ y el abaratamiento de los precios de las placas fotovoltaicas, llevan al sector del regadío a liderar un modelo energético sostenible apostando por el autoconsumo.

Entre los sistemas de energías renovables disponibles, la fotovoltaica es la que mejor se adapta al sector agrario. De hecho, el regadío concentra ya el 25% de las plantas solares para autoconsumo que se levantan en el territorio nacional, según datos de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). En 2018 se instalaron en España 261,7 megavatios (MW) de nueva potencia fotovoltaica, lo que supone un incremento del 95% con respecto al año anterior. De estos 261,7 MW, el 90% corresponde al autoconsumo energético.

Los regantes son los segundos mayores demandantes nacionales de energía, sólo superados por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias–Adif. ‘El regadío debe ser un aliado no sólo para cumplir con los objetivos en consumo de energías renovables que marca la Unión Europea, sino para convertirnos en la puerta energética de Europa’, declara el presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore), Andrés del Campo. ‘Estamos preparados para liderar el cambio energético, pues tenemos las explotaciones agrarias y la suerte de vivir en uno de los países del mundo con mayor irradiación solar’, destaca del Campo.

Andalucía parte con ventaja frente al resto de autonomías para la transición a un modelo energético descarbonizado, ya que con una superficie de 87.597 kilómetros cuadrados, es la región española con más alto potencial solar. De hecho, la insolación supera las 3.000 horas/año, lo que ha permitido la instalación de 890 MW de potencia fotovoltaica y más de un millón de metros cuadrados de paneles térmicos de baja temperatura en los últimos años.

El autoconsumo fotovoltaico comienza a ver la luz después de una caída de más del 81% en el precio de los paneles en esta década. Además, tras el cambio regulatorio con la derogación del llamado ‘impuesto al sol’ se espera que en 2019 tenga su despegue definitivo.

El campo andaluz está impulsando este nuevo ‘boom’ por el autoconsumo energético que tiene como fuente principal al sol. De hecho, la mayor planta solar del regadío español se está construyendo en la provincia de Sevilla, concretamente en el municipio de Carmona. Ocupará hasta 15 hectáreas de terreno y dará servicio a la Comunidad de Regantes del Valle Inferior del Guadalquivir, que gestiona 19.000 hectáreas con más de 3.000 parcelas.

El gran objetivo del proyecto es el de ‘producir energía para el autoconsumo de las estaciones de bombeo de la Comunidad de Regantes señalan desde la entidad, con el consiguiente impacto positivo ambiental y económico. Será una planta conectada a la Red y permitirá a la Comunidad dar la misma presión para el riego las veinticuatro horas del día, sin incrementar los costes del servicio. Otra planta de características similares está proyectada en el municipio sevillano de Peñaflor, en este caso para dar servicio a los Regantes del Bembézar, comunidad que engloba unas 12.000 hectáreas de cultivos. Tendrá una potencia de 5,5 megavatios (MW), con la que los regantes esperan poder producir energía para el autoconsumo de las estaciones de bombeo, en un proyecto que arrancará en verano. Por otra parte, en breve entrará en funcionamiento la planta fotovoltaica de la Comunidad de Regantes de Palos de la Frontera, la primera de Huelva. Está igualmente destinada al autoconsumo y con esta instalación el ahorro en gasto energético estimado alcanza hasta los 60.000 euros al año.

Son sólo tres ejemplos ilustrativos de cómo la subida exponencial de la factura eléctrica, que se ha disparado un 1.000% en los últimos diez años, ha llevado a la agricultura de regadío a buscar alternativas energéticas más limpias para compensar los más de 300 millones de euros de sobrecostes que soportan desde 2008 (cuando desaparecieron las tarifas especiales), apostando además por la sostenibilidad. ‘Emplear energía solar para bombear agua de riego rebaja el gasto eléctrico de las explotaciones agrícolas hasta un 85%‘, afirma Jacobo Martínez, director de Powen Agrícola, empresa española especializada en autoconsumo energético a través de instalaciones fotovoltaicas. La firma, que está detrás de algunos de los mayores proyectos solares que se construyen en el campo andaluz, ha logrado dimensionar el sistema para que sea capaz de bombear ‘hasta 210.000 metros cúbicos de agua al año’. El nuevo contexto nacional, sobre todo a raíz  del desarrollo del Real Decreto de Autoconsumo (RD 244/2019, de 5 de abril), augura que ‘el noviazgo iniciado entre el sector agrario y la energía fotovoltaica va a ser duradero’, siendo esta modalidad ‘la de mayor proyección dentro del paquete de las renovables en el campo andaluz’, señala el director de la Asociación de Energías Renovables de Andalucía (Cleaner), Carlos Rojo.

Cleaner defiende el autoconsumo como impulso de las energías renovables en el campo, ya que entre otros beneficios ambientales y económicos ‘contribuye a crear empleo y fomenta el desarrollo tecnológico y la innovación en un sector tan estratégico para Andalucía como el agroalimentario’.

Fuente: ABC-Sevilla