Noticias

España, a la cola de la Unión Europea en ayuda ambientales y de eficiencia energética

By septiembre 9, 2019 No Comments

España se sitúa en el furgón de cola de la UE en el reparto de ayudas al medio ambiente y la eficiencia energética: apenas representan el 5 por ciento del total, frente al 62 por ciento de la media comunitaria, y mientras el resto de los socios las ha multiplicado por cuatro, nuestro país las ha reducido a la mitad, dejándolas en poco más de 120 millones de euros en 2017, último año con datos comparables.

Así se recoge en el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) destinado a analizar las ayudas públicas en España correspondiente al ejercicio de 2019, publicado recientemente.

El documento está elaborado a partir de los últimos datos facilitados por la Comisión Europea, a través de su Marcador de ayudas de Estado, que alcanzan hasta 2017, y señala que el volumen total de ayudas de España ascendió al 0,31 por ciento del PIB, unos 3.793 millones, frente a una media comunitaria de 0,77 por ciento del PIB. La nación se sitúa en el antepenúlitmo lugar de los 28 socios, sólo por encima de Irlanda (0,23 por ciento del PIB) y Grecia (0,29 por ciento), en una escala encabezada por Hungría, con el 2,67 por ciento.

Analizando el detalle de las ayudas, se tienen en cuenta donaciones, exenciones fiscales, diferimiento fiscal, participación en el capital, préstamos blandos y garantías financieras, llama poderosamente la atención la disparidad del tratamiento de las destinadas al medio ambiente y la eficiencia energética entre España y el conjunto de los socios.

Excluyendo las ayudas a los sectores ferroviario y financiero, que se contabilizaban a parte, España le dedicó al epígrafe de medio ambiente y eficiencia energética poco más de 122 millones, únicamente el 5 por ciento de las denominadas ayudas horizontales, destinadas a resolver fallos de mercado, como la dificultad de acceder al crédito de las Pymes, que ascendieron a 2.453 millones, el 64 por ciento del total de las ayudas.

Por el contrario, la media de las ayudas horizontales que los 28 socios dedicó al epígrafe de medio ambiente y eficiencia energética ascendió al 62 por ciento, esto es, 64.339 millones sobre un total 103.774 millones.

Además, resulta que la tendencia de España en este capítulo es opuesta a la del conjunto de la UE. Las dos avanzan de un modo paralelo hasta el año 2012, pero a partir de ese ejercicio aquí se reducen prácticamente a la mitad, mientras que en el bloque se disparan hasta cuadruplicarse.

La CNMC indica que esta disparidad entre ambas tendencias “se podría deber” al recorte de las primas a las renovables que en España provocó la reforma eléctrica, y a que en 2014 muchos países empezaron a considerar ayudas determinadas medidas que antes no tenían este tratamiento.

Fuente: El Economista