Noticias

España produce toda su electricidad sin nada de carbón por primera vez en su historia

By diciembre 18, 2019 No Comments

Este fin de semana ha sido histórico para el sistema eléctrico español. El ocaso del carbón en la producción de electricidad va haciéndose cada vez más evidente, con las compañías eléctricas anunciando una tras otra el cierre de sus centrales térmicas o la intención de hacerlo muy en breve, y con la producción de las plantas siendo cada vez menos relevante. Pero este fin de semana por primera vez en la historia toda la generación eléctrica de la España peninsular se realizó sin nada de carbón.

Ninguna de las centrales peninsulares, ninguna, se encendió el pasado sábado. La producción fue exactamente cero, según los registros de Red Eléctrica de España, el operador del sistema eléctrico y gestor de toda la red de alta tensión. Y el domingo a punto estuvo de quedarse a cero también la producción de carbón, pero finalmente entró a última hora, en los servicios de ajuste, una pequeña producción.

Que las centrales de carbón no produjeran absolutamente nada no había pasado nunca antes desde que existen registros diarios de toda la producción eléctrica nacional. Unos registros día a día que empezaron a funcionar hace casi tres décadas, a principios de los años noventa.

Con anterioridad, los registros de producción son sólo anuales, agregando todos los datos de todo el ejercicio, según se matiza desde la propia Red Eléctrica, así que no se puede determinar con total seguridad y de manera oficial que no haya habido ningún día sin ninguna producción con carbón.

Sin embargo, varias fuentes del sector eléctrico descartan que pudiera registrarse esa circunstancia en los años ochenta y anteriores, cuando el carbón tenía un papel primordial en la producción eléctrica nacional. Desde la puesta en servicio de la primera central eléctrica de carbón en España, en 1949, este sábado fue el primer día completo en que las plantas térmicas no han aportado nada de electricidad al sistema.

El cero de la producción de carbón se ha registrado sólo en la España peninsular. Pero es que el sistema eléctrico peninsular concentra casi el 95% del total de la generación eléctrica de toda España.

Durante el fin de semana Baleares, que por sus características particulares de insularidad funciona de manera parcialmente independiente, sí que siguió utilizando sus plantas de carbón para utilizar una parte de su generación de electricidad.

En lo que va de año, en la España peninsular se ha producido un total de 10.600 gigavatios hora (GWh), lo que supone un desplome del 68% en relación al año pasado. Durante este 2019 la producción de carbón se encamina hacia su mínimo histórico. También en Baleares, donde la caída de la generación con este combustible fósil acumula una caída de más del 15% en lo que va de año.

A los cierres de varias centrales de carbón y el encarecimiento de los derechos de emisión de CO2, se suman como factores del parón del carbón la mayor producción de con energías renovables (muy singularmente la eólica) y que este año el precio del gas natural ha bajado a menos de la mitad en relación al pasado ejercicio, lo que ha disparado el uso de centrales de ciclo combinado.

Las centrales de carbón han entrado en un imparable declive en España. Iberdrola ya anunció hace dos años el inicio de los trámites para cerrar sus dos últimas centrales térmicas en Lada (Asturias) y Velilla (Palencia). Naturgy, tras clausurar la de Anllares, confirmó a principios de este años la clausura de las plantas de Meirama (A Coruña), Narcea (Asturias) y La Robla (León).

Y Endesa ya tenía previsto cerrar el próximo año las centrales de Compostilla (León) y Andorra (Teruel), pero también ha decidido adelantar la clausura de aquí a 2022 de sus dos últimas centrales, las de Litoral (Almería) y As Pontes (A Coruña). Endesa, en paralelo, pretende iniciar el cierre de dos de los grupos de Es Murterar, en Mallorca, y los dos restantes seguirán hasta que funcione plenamente el segundo cable eléctrico que conectará la isla con la Península.

Tras la avalancha de cierres, en principio, la Península se va a quedar sólo con tres centrales de carbón operativos de la quincena que estaban operativas el pasado año. EDP pretende mantener operativa las centrales de Aboño y Soto de la Ribera, ambas en Asturias, y Viesgo seguirá produciendo con la planta de Los Barrios, en Cádiz.

Fuente: elindependiente.com

Leave a Reply