Noticias

España produjo en abril más electricidad con el Sol que con carbón

Y fueron también más los kilovatios hora traídos por el viento que los generados en centrales nucleares. La guerra de la electricidad no acabará mañana, ni mucho menos, pero las energías renovables ganan cada vez más batallas. Según Red Eléctrica de España, la generación procedente del Sol representó el 5,4% de la producción del mes de abril (frente al 3,9% del carbón). En la batalla eólica-nuclear ha sucedido lo mismo: 24,8% de eólica versus 24,7% de nuclear. Probablemente es solo el principio.

Ni los combustibles fósiles (carbón, derivados del petróleo y gas), ni la nuclear han producido tanta electricidad en España como las tecnologías renovables en el mes de abril. Según Red Eléctrica de España, operador del sistema eléctrico nacional, las fuentes limpias de energía, el sol, el agua, el viento…, han generado el 40,2% de la electricidad que ha demandado España durante el mes de abril. Más de un cuarenta por ciento de kilovatios hora limpios que se queda muy por encima de la generación fósil (31,8). A saber: las centrales de ciclo combinado (queman gas natural para producir electricidad) solo han generado el 14,6% de la electricidad de abril; la cogeneración (casi todo gas) se ha quedado en el 13,3; y el carbón no ha llegado siquiera al cuatro (3,9). ¿Total? El susodicho 31,8%.

Los siete reactores que operan actualmente en España han generado en abril el 24,7% de los kilovatios hora. Lejos pues del 31,8 de los fósiles y más lejos aún del 40,2 de las renovables. Entre estas, la eólica se lleva la palma, con un 24,8 sobre el total de la tarta de la generación nacional (los vientos de España han sido la primera fuente de electricidad del país en abril). Pero quizá la sorpresa mayor la ha dado el Sol, que ha adelantado al carbón: 3,4% de fotovoltaica más 2% de termosolar, que dejan muy atrás el 3,9% del negro mineral. Y es solo el principio, pues al cierre de las minas y las centrales térmicas de carbón, que está previsto vaya sucediendo a lo largo de los próximos años, le está acompañando la instalación de más de 3.900 megavatios de potencia solar fotovoltaica, que (también está previsto) entrarán en operación en los próximos dos años.

Habrá cada vez más potencia renovable generando electricidad, y cada vez será menor la quema de combustibles fósiles en ese menester. La única duda a resolver radica en el ritmo de sustitución.

Otro dato que también acaba de publicar Red Eléctrica de España, y que probablemente tambien señala tendencia, es el relativo a la caída de la demanda. A saber: “la demanda peninsular de energía eléctrica en abril informa REE se estima en 19.529 gigavatios hora (GWh), un 2% inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas -añade el operador-, la cifra desciende un 1,6% con respecto a abril del 2018″. En los cuatro primeros meses del 2019, la demanda de energía eléctrica en la Península se estima en 83.572 GWh, un 2,7% menos que en el 2018. De nuevo, una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda es un 2,1% inferior a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

La demanda en barras de central registrada en el año 2008 (la crisis estalla en septiembre de ese año) ascendió a 279.392 GWh. La demanda registrada diez años después, o sea, el año pasado (2018), se ha quedado en 268.808 GWh.

Fuente: energias-renovables.com