Noticias

La industria española paga el doble por la luz que la alemana

By julio 10, 2020 No Comments

In,

El sector reclama nuevas subastas de interrumpibilidad para hacer frente a los elevados costes de la energía.

La industria electrointensiva española afronta uno de los momentos más complicados de su historia. Desde el pasado 1 de julio el sistema de interrumpibilidad que venía sirviendo de ayuda para hacer frente a los elevados costes de la energía ha desaparecido y la situación para cerca de 300 grandes compañías industriales se ha puesto cuesta arriba.

Según los últimos datos que maneja el sector, a los que ha accedido el Economista, el coste de la electricidad para las empresas españolas es ya el doble que para sus competidores, un extremo que merma notablemente su competitividad. En el caso de España, el precio de la energía para las indsutrias con los costes asociados ascienden a 47,61 euros/MWh, frente a los 24 euros/MWh de Francia o los 35,05 euros/MWh de Alemania.

El Gobierno acaba de crear un fondo para incentivar la contratación a largo plazo de energía que se enmarca en el futuro estatuto para el consumidor electrointensivo que el Gobierno viene prometiendo desde finales de 2018, pero que todavía no ha logrado ver la luz.

En una reciente carta de Unesid y los sindicatos al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le recuerdan que el Ejecutivo ya adoptó la decisión, “aplaudida y agradecida por todos”, de pagar en 2019 la cuantía máxima de las compensaciones por sobrecostes eléctricos derivados de la aplicación del Comercio de emisiones de gases de efecto invernadero. “Se nos ha repetido en diversas ocasiones que la voluntad política del Gobierno es abonar en cada ejercicio el máximo autorizado por la Comisión Europea (300 millones de euros en 2020). Esto es especialmente significativo para la siderurgia española, muy electrificada y muy centrada en el reciclado del acero que, si recibe el apoyo efectivo de las autoridades, ya está situada en primera línea de la parrilla de salida hacia la necesaria neutralidad climática respecto al resto de países europeos.

Sin embargo, la convocatoria recientemente publicada por el  Ministerio de Industria se refiere a la cifra, simbólica, de 6 millones de euros, lo que supone “una pésima señal para la industria siderúrgica, la cadena de valor y servicios que arrastra y por supuesto para los puestos de trabajo de calidad que genera” indican en la carta a la que tuvo acceso El Economista.

A lo largo de los últimos meses las empresas con problemas por este asunto se han incrementado como es el caso de Celsa, Grupo Balboa y Alu Ibérica, entre otras, lo que supone que crece la necesidad de resolver la situación.

Fuente: El Economista

Leave a Reply