Noticias

Sánchez zanja el conflicto con las renovables ante el temor de que Podemos lo retoque

By noviembre 26, 2019 No Comments

Unos 45 laudos abiertos y re­cla­ma­ciones de más de 10.000 mi­llones fuerzan la ce­sión del Ejecutivo.

El Gobierno en fun­ciones de Pedro Sánchez se ha qui­tado un pro­blema de en­cima con la apro­ba­ción de la nueva tasa de re­tri­bu­ción a las ener­gías re­no­va­bles. Por si las mos­cas, antes de que llegue Podemos, si es que llega, y le amarga la co­cina con más ga­llina. A falta de unas se­manas que se pro­duzca el cambio re­gu­la­torio para los pró­ximos seis años, Sánchez ha que­rido sol­ventar una di­fícil pa­pe­leta que había creado un con­flicto ju­rí­dico in­ter­na­cional de di­men­siones im­pre­vis­tas, ge­ne­rado por José Luis Rodríguez Zapatero.

Unos 45 laudos abiertos por inversores extranjeros contra el Reino de España y reclamaciones de indemnización de más de 10.000 millones de euros han obligado a Sánchez a establecer la paz en un sector que exige seguridad jurídica y regulatoria para las inversiones que se prevén hasta 2030.
Si el Ejecutivo quiere sacar adelante su nueva agenda energética, no le quedaba otra que resolver, primero, todas las demandas que el Estado tiene abiertas en varios organismos jurídicos internacionales. Y, a posteriori, atraer de nuevo el capital internacional.

El sector renovable en general ha aplaudido la medida pues, según asegura la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA), fija con ‘claridad’ la rentabilidad de las plantas existentes durante los próximos 12 años y ‘proporciona visibilidad’ de la futura retribución para las nuevas instalaciones.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) enviado por el Ejecutivo socialista en funciones a Bruselas cifra en más de 57.000 megavatios renovables a instalar en un futuro y unos 101.600 millones de inversiones necesarias. Un esfuerzo inversor que no sólo será acometido por el sector eléctrico sino también por inversores extranjeros, en una gran parte fondos de inversión. ‘Este Real Decreto-Ley pasa por eliminar la incertidumbre y volver a una senada de racionalidad’, asegura APPA.

El nuevo Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros y a falta de ser ratificado por las Cortes Generales, fija una retribución del 7,09% a las renovables para el periodo 2020-2025, frente al 7,39% actual.
La nueva norma establece además una segunda elección para las instalaciones que entraron en funcionamiento antes de 2013 de mantener la tasa de rentabilidad actual del 7,39% hasta 2031, siempre que las partes afectadas renuncien a los litigios que tengan abiertos y a posibles indemnizaciones que se les reconozcan.

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha admitido un total de 45 laudos abiertos por inversores contra el Gobierno de España con unas reclamaciones de indemnización que superan los 10.000 millones de euros.

De estos 45 laudos abiertos, el Estado ha recibido unas 10 condenas en diferentes tribunales internacionales de arbitraje con indemnizaciones por 821 millones de euros, aunque las reclamaciones se elevaban a unos 1.700 millones de euros. Ribera ha señalado que el Estado no ha ejecutado el pago de ninguna de las sentencias, ya que ‘España sigue ejerciendo su defensa’.
Si bien está en el aire que el Estado tuviera que desembolsar los más de 10.000 millones de euros que le reclaman, el Ejecutivo en funciones ha decidido intentar dar carpetazo al asunto y resolverlo por la vía de reconocer la retribución del 7,39% a las instalaciones anteriores a 2013, año en el que Gobierno del ex presidente Mariano Rajoy impuso el ‘hachazo’ a un esotérico plan de renovables creado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Según asegura APPA, los recortes a las renovables aplicadas por el entonces Ejecutivo del PP han supuesto un tajo a la retribución del orden del 30%. Por ese motivo, la nueva norma trata de devolver al sector de las renovables a la estabilidad y ‘evitar un vacío legal que se hubiera producido al 31 de diciembre de 2019 con el fin del periodo regulatorio’.
El nuevo Real Decreto fija la rentabilidad de las plantas existentes durante los próximos 12 años y la retribución que tendrán las nuevas.

El siguiente paso ahora es que dicha norma sea convalidada por el Parlamento. La Asociación de Empresas de Energías Renovables ha pedido el apoyo y el consenso de todos los grupos políticos a una de las medidas -asegura- ‘más importantes de la Transición Energética’.
Este será uno de los grandes temas del pacto de Pedro Sánchez con Unidas Podemos y los acuerdos que intenta alcanzar con el grupo independentista ERC y otros partidos políticos.

El sector reclama en este caso que se logre un pacto de Estado al margen de las diferencias políticas de los distintos grupos parlamentarios.

Fuente: capitalmadrid.com

Leave a Reply